fbpx

Contacto con GGcare   Contacto con GGcare por Whastapp

Identificarse

Accede a tu cuenta

Usuario
Contraseña
Recordarme
0
Tu pedido
No hay productos en tu pedido.

 ¿Sabias que el guisante es una legumbre y no una verdura?  Hoy te contamos porque el guisante es un producto de primera división. Ya estamos en febrero y los mercados están a rebosar de sus verduras y frutas de temporada. Ajos tiernos, espárragos, calabazas, habas, remolacha, coles, lombarda, escarola, espinacas, alcachofas y los tiernos y dulces guisantes.  

Es uno de los productos de temporada, pero lo tenemos como una verdura sosa y secundaria, utilizada generalmente como guarnición. Más lejos de la realidad, los guisantes son una legumbre, repleta de propiedades y nutrientes interesantes, además de aportarnos proteínas y proporcionarnos una digestión muy fácil.

Aprovecha este momento para tomarlos crudos y descubre que tiernos y dulces están. 

Te contamos formas de tomarlos, como cocinarlos, sus propiedades y beneficios. Te vas a sorprender. 

 

Sus propiedades

  • Minerales: hierro, magnesio y fósforo (oligoelementos: cromo, manganeso)antioxidantes, ácido fólico, pectina y muy ricos en fibra soluble.
  • Vitaminas A, B, C y K
  • Hidratos de carbono: contiene más proteínas y son más digestivos que otras legumbres como los garbanzos, judías o lentejas. Además, contiene una alta cantidad de carbohidratos. 
  • Tomarlos frescos en temporada, aportan un alto contenido de hierro, siendo una alta prevención para personas anémicas o en estado de recuperación.
  • Gracias a la fibra controla el estreñimiento, facilita la digestión y además lo pueden tomar las personas diabéticas por su regulación de la glucosa de forma natural.
  • El guisante es vasodilatador, te protege el corazón y también regula el colesterol LDL.
  • Nos aportan serenidad, mejora el estado anímico y mental. Ayuda a regenerar las células y además, también protegen la piel, cabello y uñas. 

 

Como tomarlos

Es importante aprovechar los de temporada, por su frescor y abundancia de nutrientes. Por eso, la mejor forma de tomarlos es crudos o cocinados el mínimo para que no pierdan sus minerales. 

Utiliza los de temporada y cuándo no los encuentres frescos la mejor opción son congelados, que conservan sus propiedades y el dulzor de su recogida.

Están dulces y tiernos para consumir en ensaladas, como acompañamiento de otras recetas AOVE y pimienta, o en cremas frías o calientes, sopas o crema para untar. 

Es importante mezclar los guisantes en la misma comida con arroz, cuscús u otros cereales, para que sea mayor el aporte de proteínas.

Hemos de recordar que son legumbres y su aporte es más del triple que el resto de verduras. Además, tenemos miles de opciones para cocinarlos como plato principal y no solo como una guarnición de un segundo plato.

 

 

Formas de cocinarlos

Crema para untar: los guisantes al vapor unos minutos, los aplastas con un tenedor y le añades AOVE y pimienta (opcional, sal u otras especias a tu gusto). Esta crema fácil y saludable, la puedes untar en tostadas. 

Combinalas con queso fresco (ricota, feta) es una forma rápida, sencilla y sobre todo energética, que te aporta nutrientes y la puedes tomar como desayuno o tentempié.

Ensaladas variadas: ensaladas frías o tibias con guisantes frescos. escoge ingredientes: brotes de espinacas, rúcula, guisantes frescos, cebolla roja muy fina, maíz, rodajas pepino muy fino, tomates, queso fresco, guindilla fresca, zanahoria rallada, manzana finita, tienes infinidad de opciones.

Truco: una hora antes, macerar aove con romero, pimienta, olivas negras picaditas, comino y añadir el queso (cabra, feta, ricota) a trocitos pequeños para que se empape. En el momento de servir, unir los ingredientes en un bol grande salpimentar, mezclar bien y añadir el queso con el aceite. Lista para comer. le puedes exprimir zumo de limón o lima o unas gotas de vinagre balsámico o de manzana.

purés, sopas: la crema sencilla con guisantes al vapor, patata y cebolla es un placer además de fácil y rápida. Súper digestiva y apta para niños. Triturar, añadir sal, pimienta y aove. Todas las cremas y purés las puedes hacer del mismo modo añadiendo más ingredientes de tu gusto y al final retocar con las especies preferidas y AOVE

Posibilidades con: zanahoria, calabaza, patata, puerros, cebolletas, calabacín. 

Suplemento: para hacerla más cremosa y sin que pierda el dulzor, queso fresco, leches vegetales. 

Espolvorear: con pipas calabaza desmenuzadas, semillas de sésamo, almendras picadas, piñones.

Arroces, cereales y pastas: combina con todos ellos, las especias como la pimienta, cúrcuma, curry, pimentón, comino, cayena especialmente.

Salteados: con AOVE, ajo, tomate, cebollas son un placer. Son muy sabrosos con tofu ahumado, arroz integral, maíz dulce y salsa de soja, solo salteados con fuego medio, AOVE y especias.

FIRMA_GGCARE

¡Atención! Este sitio usa cookies

Utilizamos cookies propias para mejorar la nevegación, y de terceros para estadísticas de visitas, si continúa visitando el sitio web, nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Saber más

De acuerdo