fbpx

Contacto con GGcare   Contacto con GGcare por Whastapp

Identificarse

Accede a tu cuenta

Usuario
Contraseña
Recordarme
0
Tu pedido
No hay productos en tu pedido.

Actualmente una de las “dietas” que se ha puesto más de moda es el ayuno intermitente. Se ha vuelto realmente popular y muchas personas reconocen que es el método definitivo para regular tu peso. Pero ¿es eso cierto? ¿Cuáles son sus beneficios? ¿Qué peligros se esconden?

Qué es el ayuno intermitente

Como bien se entiende por su nombre, esta técnica consiste en pasar intervalos de ayuno e intervalos en los que se debe comer. Existen diferentes métodos para realizarlo, pero el más conocido es el llamado 16/8, en el que puedes comer durante 8 horas y ayunar durante 16. Si nos ponemos a pensar, ayunar de este modo es sencillo, ya que se incluyen las horas de sueño. Teniendo en cuenta que podemos cenar a las 20:00h, debemos contar las horas en las que pasamos dormidos y, por ejemplo, saltarnos el desayuno y hacer que nuestra primera comida sea la del medio día.

Beneficios

Bien es cierto que cuando ayunamos, nuestro cuerpo lo nota. Básicamente, cuando pasamos horas en ayuno permitimos que el cuerpo utilice la energía almacenada, lo que provoca que queme el exceso de grasa corporal. Por lo que si no comes, el cuerpo seguirá alimentándose de su propia grasa para obtener la energía que necesita.

También se mejora la sensibilidad a la insulina, puesto que cuando nos alimentamos sus niveles aumentan, y cuando no lo hacemos el nivel de insulina desciende. La glucosa sanguínea desciende y el cuerpo acaba por consumir la glucosa de su depósito para quemarla.

Por lo que si tuviéramos que enumerar los beneficios del ayuno serían:

  • Pérdida de peso y grasa corporal
  • Disminución de los niveles de azúcar en sangre
  • Activación de la limpieza celular

Consejos para empezar

  • Durante el ayuno está permitido beber bebidas sin calorías, por lo que te recomendamos beber agua, té sin azúcar, café solo… De este modo no pasarás largos períodos de hambre.
  • Hazlo despacio, no te obligues a ayunar. Deja que tu cuerpo se acostumbre.
  • El descanso es muy importante, escucha tu cuerpo y dedícale el descanso que merece.
  • Consulta con tu médico o nutricionista tu deseo de empezar el ayuno antes de hacerlo, te dirán si es aconsejable en tu caso y te darán pautas para poder hacerlo.

Por último, queremos decir que el ayuno intermitente no está hecho para todos. Recuerda comer de forma saludable y que ayunar, es simplemente una herramienta para usar de vez en cuando, ¡no se trata de dejar de comer!

Utilizamos cookies
GGCare Cosmetics, utiliza "COOKIES" para garantizar el correcto funcionamiento de nuestro portal web, mejorando la seguridad, para obtener una eficacia y una personalización superiores, para recoger datos estadísticos.
Marque en "ACEPTAR" para autorizar su uso o “RECHAZAR” para rechazarlas. En este caso GGCare Cosmetics no puede garantizar la plena funcionalidad de la página. Puede obtener más información en nuestra POLÍTICA DE COOKIES aquí o en el pie de página.